jueves, 19 de abril de 2018

Otoño, el Arte de Soltar


Otoño, el Arte de Soltar



En este período de Otoño, cuando el follaje de los árboles se derrama en una paleta de amarillos, naranjas y ocres, la naturaleza misma nos brinda su sabiduría en “el Arte de Soltar”.

La palabra desapego suele ser considerada sinónimo de indiferencia, desinterés o falta de compromiso. Pero apunta más bien, a una cualidad que permite establecer con las personas, con las cosas, y con las etapas de la vida una relación de autonomía , de autenticidad.

En su “Diccionario de la mente y del espíritu,” el linguista Donald Watson dedica una entrada a este término y lo relaciona con el abandono del ansia y del deseo, que, en la filosofía oriental, son considerados generadores de dolor y sufrimiento. Aún sin conocimiento de esta filosofía podemos percibir, en las propias experiencias, las consecuencias del apego, de la identificación indiscriminada. No poder despegarse de una persona, de un hábito, de una idea, de un objeto., lleva a establecer con ellos relaciones de posesión o de sumisión. Y tanto el posesivo como el sometido, pierden parte de su identidad en esa situación. Para poseer hay que prestar mucha atención a aquello (o a aquel) que poseemos y depositar mucha energía que queda embargada en ese intento. De hecho, en la sumisión se paralizan otras tantas potencialidades que nunca se desarrollan.

El apego es una actitud que nos deja, como la mujer de Lot, mirando hacia atrás, encadenados al pasado. Mientras tanto, los ciclos de la vida se continúan sucediendo. Niñez, adolescencia, madurez, vejez. Primavera, verano , otoño, invierno. Comienzos, desarrollos, finales, siembra, cosecha, reposo , actividad. Contacto, retiro. Ingestión, procesamiento, asimilación, eliminación . Encuentro, despedida. Amanecer, dia , atardecer, noche. Inhalación, exhalación. En donde observemos la vida, la veremos manifestarse a través de ciclos. Nuestra existencia será más armónica en la medida en que acompañemos ese discurso. Eso es el ciclo de una experiencia completada. Cuando así no ocurre, se impiden las próximas experiencias. La vida ya no fluye, sus aguas se estancan.

El apego (a una relación, a una amistad, a una costumbre, a un espacio, a una actividad, a una idea, a una práctica) niega que el objeto del apego es ya tóxico y disfuncional. John Stevens, otro reconocido gestaltista, apunta que “ las posibilidades del apego son interminables, e incluyen la idea de estar desapegado. Y es siempre una señal de no aceptación, de no estar dispuesto a que las cosas sean como son” El apego, en fin, traba nuestro andar por la vida, carga nuestro equipaje con lo innecesario, nos impide aprender el necesario arte de soltar.

lunes, 16 de abril de 2018

YOGA Y SISTEMA INMUNOLOGICO




EL YOGA AYUDA A ELEVAR LAS DEFENSAS DE NUESTRO ORGANISMO

El sistema inmunológico es una red de células y órganos
a lo largo del cuerpo que ha evolucionado para defendernos contra los
ataques de invasores "extraños". Lo más notable acerca de
este sistema es su habilidad de
reconocer muchos millones de moléculas distintivas extrañas y
de responder produciendo moléculas tales como los anticuerpos -
y también células -
que pueden identificar y contraatacar a cada una de las moléculas
extrañas.
Los órganos del sistema inmunológico se encuentran localizadospor todo el cuerpo. Se les conoce como órganos linfoides debido a
que se encargan del crecimiento, desarrollo y despliegue de los
linfocitos, los cuales son glóbulos blancos que constituyen los
agentes clave del sistema inmunológico.
Los órganos del sistema inmunológico están conectados uno con
otro, así como con otros órganos del cuerpo, por medio de una red
de vasos linfáticos similares a los vasos sanguíneos.

 

Las células inmunes y las partículas extrañas son transportadas
en la linfa a través de los linfáticos. La linfa es un líquido
transparente que baña a los tejidos del cuerpo.
La primera línea de defensa del organismo contra invasores
extraños constituidos por :
-la piel: impidiendo el ingreso de agentes patógenos en el
organismo.
-el sudor: tiene un PH ácido que impide la supervivencia de los
microorganismos
-los ácidos grasos: inhiben el desarrollo de ciertas bacterias
-la mucosa: segregan mucus (muco, saliva, lágrimas) que contienen
sustancias antimicrobianas
-jugos digestivos: provocan la destrucción de microorganismos
presentes en los alimentos.
-las bacterias de la flora intestinal: impiden el desarrollo de otras
bacterias perjudiciales defendiendo su territorio. 

La segunda línea de defensa actúa en el momento en que el
microorganismo ingresa al cuerpo. Por ej. Si se corta la piel,
las células liberan sustancias químicas que incrementan el
flujo de sangre en el área , atrayendo los glóbulos blancos
que atraviesan las paredes de los capilares y se aglomeran
en el sitio de la herida, luego forman coágulos que separan
el área dañada aumentando la temperatura y acelerando
el movimiento de los glóbulos blancos, este hecho se
conoce como respuesta inflamatoria en donde el área
dañada se hincha, se torna caliente rojiza y dolorosa.

El sistema inmunológico es la defensa natural del cuerpo contra cualquier sustancia extraña (alergenos, infecciones por bacterias o virus). Por medio de una reacción bien organizada el cuerpo ataca y destruye los organismos infecciosos que lo invaden. Estos cuerpos extraños se llaman antígenos (Ag).
Localización del Sistema Inmunológico
El sistema inmunológico se encuentra en todo el cuerpo. Todas las células que constituyen el sistema inmunitario habitan en diferentes órganos llamados linfoides. Estos órganos se pueden dividir en primarios o secundarios.
Primarios: la médula ósea y el timo. Allí tiene lugar la producción y maduración de las células
Secundarios: las amígdalas, las placas de Peyer del intestino, el bazo y los ganglios linfáticos. Son aquellos donde se disponen los linfocitos ya maduros y se producen las diferentes respuestas inmunitarias frente a los diversos agentes agresores

Componentes Celulares del Sistema Inmunológico
1. Linfocitos B:Se desarrollan a partir de células madre en la médula ósea. Se encuentran en la médula ósea, los nodos linfáticos, el bazo, ciertas áreas del intestino, y en menos extensión, en el fluido sanguíneo. Tienen como función principal producir anticuerpos (también llamados inmunoglobulinas)

2. Linfocitos T: Se desarrollan a partir de células madre en la médula ósea. Temprano en la vida del feto, células inmaduras migran al timo, un órgano ubicado en el pecho- En el timo, los linfocitos inmaduros se convierten en linfocitos T maduros (“T” por el Timo).- Los Linfocitos T maduros dejan el Timo y se van hacia otros órganos del sistema inmunológico como el bazo, los nodos linfáticos, la médula ósea y la sangre.- Las funciones especializadas de los linfocitos T son:

Atacar directamente antígenos extraños como virus, hongos, tejidos trasplantados
Actuar como reguladores del sistema inmunológicoExisten 3 tipos de de linfocitos T:
- Los Linfocitos T destructores (“killer” o “effector”), los cuales fijan su blanco y lo destruyen
- Los Linfocitos T de ayuda (“helper”) ayudan a los linfocitos B a producir anticuerpos y ayudan a los linfocitos T destructores en el ataque
- Los Linfocitos T supresores (“supresor”) suprimen o apagan a los linfocitos T de ayuda

3. Fagocitos:Los fagocitos son células especializadas del sistema inmunológico cuya función primaria es ingerir o matar microorganismos
- Los leucocitos (células blancas de la sangre) actúan como organismos unicelulares y son el segundo brazo del sistema inmune innato. Los leucocitos innatos incluyen fagocitos (macrófagos, neutrófilos y células dendríticas), mastocitos, eosinófilos, basófilos y células asesinas naturales. Estas células identifican y eliminan patógenos, bien sea atacando a los más grandes a través del contacto o englobando a otros- Se desarrollan a partir de células madre en la médula ósea
- Migran a todos los tejidos del cuerpo pero especialmente hacia la sangre, el bazo, el hígado, los nódulos linfáticos y los pulmones.
- Los fagocitos cumplen distintas funciones críticas en el cuerpo contra infecciones
4. Sistema de Complemento- Tiene 18 proteínas que funcionan de manera ordenada e integrada paraayudar en la defensa contra infecciones. Algunas de estas proteínas son producidas por el hígado y otras son producidas por ciertos fagocitos y macrófagos
- La ingestión de los microorganismos por los macrófagos es mucho más fácil cuanto están recubiertos de anticuerpos, complementos o ambos
Existe una interrelación total entre el sistema nervioso central y el inmunológico, razón por la cual cuando situaciones que son fuertes a nivel emocional nos afectan el sistema inmunológico tiene una reacción ya sea alterándose o decayendo.


El Yoga es una disciplina excelente para reforzar el sistema inmunológico ya que su práctica es un ejercicio físico y un trabajo mental. El Yoga genera una conexión entre la mente y el cuerpo que pocas actividades similares ofrecen, siendo el gran transformador del cuerpo y de las conexiones que la mente realiza.


Al practicar Yoga de manera constante y diaria se logra reforzar los estados mentales positivos, aumentando la autoestima y alejando las consecuencias del estrés diario. Cuando se está practicando Yoga se consigue un equilibrio de todos los sistemas y el inmune también comienza a equilibrarse.
Es muy frecuente observar personas que tienen problemas de dermatitis o psoriasis con crisis bastante importantes que generalmente tienen como punto de partida una situación de estrés.
Practicando Yoga ese tipo de episodios de estrés bajan de nivel y se transforman en menos frecuentes y mucho más livianos. De esto se habla, cuando los médicos hacen referencia a la conexión estrecha que existe entre el estrés como factor estimulante del sistema inmunológico.

 

Así, las técnicas utilizadas en Yoga han sido objeto de diversas experiencias para tratar de corroborar su influencia sobre el sistema nervioso, la frecuencia cardíaca y el poder lograr un estado que beneficie la cura de distintas enfermedades.



El Yoga tiene un gran potencial para generar cambios en los estados depresivos produciendo una mejoría notable tanto de la salud como en el estilo de vida de una persona.


Se ha descubierto que la práctica de Yoga hace descender el nivel de Cortisol (la hormona del estrés), esto es excelente ya que si los niveles de Cortisol permanecen altos, a pesar de que haya pasado la crisis, pueden comprometer el sistema inmunológico.



Por otra parte, es bueno recordar que los niveles altos de Cortisol pueden generar cambios permanentes en el cerebro y también están relacionados con la depresión y la osteoporosis, ya que extrae tanto los minerales como el calcio de los huesos no permitiendo una buena absorción de estas dos sustancias imprescindibles. El estrés ya sea crónico o agudo es responsable de cambios en el sistema inmunológico y éstos pueden causar daño sobre todo a personas que lo tienen comprometido de alguna manera.

 

Asimismo, la práctica del Yoga gana cada día más adeptos como terapia de complemento en el tratamiento del HIV/SIDA, ayudando de forma efectiva en el alivio de algunos efectos que produce el estrés.
La meditación es una vía que ayuda a calmar la mente colaborando a que nos concentremos en las cosas que para nosotros son interesantes e importantes como es el caso de la salud. Por otra parte existen posturas específicas para personas que padecen de HIV/SIDA. Este tipo de posturas lo que hacen es promover la energía y flexibilidad alivianando la presión en los órganos abdominales y colaborando a que exista una mejor circulación sanguínea.

 

La práctica de Yoga siempre nos sorprende con nuevos beneficios y el estar conectada directamente con el funcionamiento del sistema inmunológico puede ser de gran ayuda para muchas personas que sufren de diferentes dolencias relacionadas con el estrés.


En otras palabras, practicando yoga permites que tu sistema nervioso tanto central como vegetativo, se tomen un respiro.

Durante la práctica se produce un reequilibrio de todos nuestros sistemas, y el sistema inmune que como ya se dijo tiene una interconexión profunda con el sistema nervioso también se ve equilibrado.
Las asanas (posturas) y el Pranayama (técnicas respiratorias) mejoran probablemente la función del sistema inmune, pero, hasta ahora, es la meditación la que lleva la delantera en cuanto a la credibilidad más fuerte en el ámbito científico. Parece que tiene un efecto beneficioso en el sistema inmunológico, intensificándolo cuando es necesario (por ejemplo, elevando los niveles de anticuerpos en respuesta a las vacunas) y descendiéndolo cuando es necesario (por ejemplo, mitigando la inapropiada y agresiva función inmunológica en una enfermedad 





autoinmmune, como es la psoriasis). 
El Yoga tiene un gran potencial para generar cambios en los estados depresivos produciendo una mejoría notable tanto de la salud como en el estilo de vida de una persona.
Además el cambio en la dieta, que generalmente es vegetariana, produce un contundente efecto positivo en la salud.
La práctica regular del yoga ayuda a encontrar el balance entre la mente y el cuerpo, y cuando esto ocurre se produce un estado general de bienestar. Sin embargo la práctica del yoga en forma aislada no basta, es necesario la combinación de una buena alimentación, ejercicio físico, aire puro y sobre todo un buen manejo del estrés, que crearan en conjunto, un ambiente apropiado para el bienestar y el goce de buena salud.


"Domina tu cuerpo mediante el yoga, de forma que se convierta en digna morada del alma: controla los sentidos, las emociones y la mente; abandona las vanas vestiduras del deseo y de la incertidumbre, alcanza la iluminación y la libertad"


INFALTABLES EN TU PRACTICA DIARIA

  

1. Sentate con las piernas cruzadas y la espalda recta. Lleva la barbilla ligeramente al pecho y eleva el esternón. Saca la lengua. Inhala y exhala rápidamente con la boca (esta respiración es conocida en Kundalini Yoga como respiración de perro). Continua haciendo lo mismo durante tres minutos. Para finalizar, inhala, sostene la respiración durante 15 segundos y exhala. Si sentís que te temblaron los muslos, tobillos y espalda baja es que realizaste correctamente la postura. Este ejercicio trae energía para el sistema inmunológico y es muy recomendable para combatir cualquier infección.


2. El sistema inmunológico es la defensa natural del cuerpo contra infecciones y procesos de degradación. Los antioxidantes sirven de ayuda al sistema inmunológico para combatir los radicales libres, que son moléculas que dañan las células y contribuyen al envejecimiento.La glándula Thymo, que se encuentra detrás de la parte superior del esternón, es esencial para el desarrollo de nuestra inmunidad. Por eso para las aperturas del corazon: Bhujangasana o postura de cobra.




FUENTE: www.ctv.es
www.bhagavad-guita.org
Para http://www.yogavital.com.ar Jorge Antonio Bidondo (Maestro de Yoga

sábado, 14 de abril de 2018

YOGA PARA EVITAR LOS ATAQUES DE PÁNICO (parte 2)



 

Entender el yoga para evitar el ataque de pánico
 

El yoga se cree que se originó en la India hace más de 5.000 años. Derivado de la antigua lengua india de sánscrito, el término yoga significa "yugo" o "unir". Práctica del yoga consiste en la unión de cuerpo, mente y espíritu. A través de ejercicios de respiración, meditación, movimientos y relajación, el yoga puede ayudar a restaurar un sentido de equilibrio personal. El yoga se ha convertido en una forma popular para renovar el cuerpo mediante el aumento de la fuerza, mejorar el equilibrio, y la mejora de la flexibilidad.

Muchas personas se dedican a la forma de vida de yoga que incluye una práctica más allá del ejercicio físico. Numerosos aspectos del yoga, como ejercicios de respiración y meditación, puede ayudar a calmar la mente ocupada y ayudar a soltar el estrés . Teniendo en cuenta las reducciones de tensión muchos beneficios del yoga, no es sorprendente que el yoga también puede ser útil en el manejo de los miedos, pánico y ansiedad. Cómo el yoga puede ayudar con trastorno de pánico Hay muchos incómodos síntomas físicos de pánico y ansiedad, como los sentimientos de tensión, rigidez, sensibilidad y dolor.

Las posturas del yoga, llamadas asanas, ayudar a aliviar el malestar físico que es causada por la ansiedad. Asanas trabajan para estirar, alargar, y equilibrar los músculos. Estas posturas pueden ayudar en la liberación acumulada tensión muscular y la rigidez de todo el cuerpo. Las posturas de yoga se enseñan a menudo en secuencias que pueden ser una poderosa forma de ejercicio físico. Hay muchas maneras en las que el ejercicio trastorno de pánico beneficios, incluyendo una reducción en el dolor y el estrés.

El yoga no sólo ayuda a aliviar el cuerpo físico, sino que también puede ayudar con pensamientos de ansiedad. Patrones de pensamientos negativos y las preocupaciones frecuentes son comunes para aquellos diagnosticados con trastorno de pánico. La meditación, la visualización, y se centra en la respiración pueden ayudar a dejar ir de la preocupación y el miedo. La práctica general del yoga puede provocar la respuesta de relajación, permitiendo que el cuerpo y la mente para tener una sensación de calma y tranquilidad. El yoga también puede ser una gran manera de conocer a otras personas y se sienten más conectados con un sentido de comunidad. Muchas personas con trastorno de pánico y agorafobia se enfrentan con problemas de soledad y aislamiento. Participar en una clase de yoga puede ser una manera de empezar a socializar mientras se trabaja hacia el bienestar personal.


“El estrés es un concepto relativamente reciente en la investigación y que involucra diversas disciplinas como la medicina, la biología, la psiquiatría y la psicología, dándonos por tanto una idea de las múltiples facetas que involucra. El concepto de estrés se asocia a una respuesta que se produce en la persona y que involucra diversas dimensiones de la misma. De esta forma involucra aspectos biológicos, físicos y psicológicos de la persona y también aspectos sociales en la interacción con otras personas. Así aparecen enfermedades de origen psicosomático que pueden llegar a ser muy graves.


Entre ellas las mas comunes son las gastritis que pueden derivar en los casos mas graves en úlceras, el asma, los ataques de pánico (cada vez mas habituales en todo el mundo civilizado), fobias, irritación de carácter, las enfermedades de la piel como la psoriasis, la contracturas musculares, los problemas de columna, alteraciones del carácter y nerviosismo, constipación, impotencia sexual, etc… También puede derivar en estrategias muy nocivas de enfrentar situaciones como ser hábitos de fumar, tomar alcohol o comer de forma compulsiva. También puede derivar en diversas adicciones (drogas, juegos, televisión, internet, trabajo…)”


Por ello: “El Yoga por medio de sus técnicas y de la regularidad y constancia en la práctica puede ayudar enormemente y, en algunos casos, curar totalmente estas afecciones de origen psicosomático, relajando el sistema nervioso y reeducando las respuestas automáticas del organismo al estrés y ansiedad.
Siempre es recomendable la práctica con la guía de una persona cualificada. Complementa perfectamente cualquier tipo de tratamiento, y puede servir de gran ayuda para reestablecer la armonía interior.” Así, las técnicas utilizadas para el control del estrés y la ansiedad son: “la Pranayama o Control de la energía vital por medio de la respiración:
Diversas prácticas de respiración guiadas por un profesor claificado conducen rápidamente a armonizar el sistema nervioso, relajándolo profundamente.



En este blog hay notas relacionadas con los ejercicios de pranayama o respiración explicados exhaustivamente; te recomiendo que las leas para tener los conceptos mas claros. En estas notas también hay ejercitaciones y el paso a paso para que los practiques fácilmente.

Mencionaremos la respiración abdominal como una técnica de las mas sencillas pero poderosas de enorme utilidad para la persona afectada de estrés o ansiedad.




La respiración abdominal que consiste en una reeducación respiratoria, fomentando la respiración diafragmática. La técnica adecuada es lograr una respiración abdominal lenta y regular. Se efectúa en la postura de relajación o savasana (nombre sánscrito). Unos pocos minutos de esta práctica correctamente efectuada son suficientes para equilibrar el sistema nervioso, calmando y relajando los estados emocionales disfóricos y reduciendo los efectos nocivos del estrés sostenido en el organismo.



La relajación Consciente y Profunda: que consiste en un entrenamiento progresivo de la mente en la relajación muscular consciente y profunda. Se incorpora con la práctica el hábito de permanecer relajado ante situaciones de conflicto, respondiendo de una manera efectiva, y adaptada a la situación. Se efectúa en la postura de relajación o savasana y en combinación con la respiración abdominal. Por otro lado su práctica regular lleva a un nuevo despertar de la consciencia, la mente se vuelve positiva y clara en su pensar habitual. Elimina los efectos nocivos sobre el organismo del estrés y la ansiedad sostenidos, disminuyéndolos considerablemente. Permite reencontrarse con la salud y con la paz y armonía interior. Se basa en profundos efectos a nivel psico-fisiológico avalados por las disciplinas científicas y muy utilizado en diversas psicoterapias.

Así la Meditación: “apunta a un objetivo diferente del específico a este tópico particular), resulta sumamente positiva su práctica para las personas que padecen de estados de estrés y ansiedad, pues calma la mente, reestablece la armonía psico- físico-social de la persona. Fomenta los procesos de rejuvenecimiento de los tejidos del cuerpo y relaja de forma profunda y duradera el sistema nervioso en su conjunto, liberándolo progresivamente de los síntomas debidos al estrés y ansiedad sostenidos en el tiempo.Por último mencionaremos que la práctica de la meditación ayuda a un progresivo establecimiento de relaciones positivas con el otro, no basadas en la dependencia neurótica, generando un clima social de armonía en el entorno.”



RUTINA DE PRACTICA DE YOGA PARA LA ANSIEDAD
La mente, cuerpo y espíritu están conectados entre si y cuando una persona sufre de depresión leve o ansiedad, el cuerpo está fuera de su balance natural.El yoga físico es una serie de estiramientos que ayuda a restaurar este equilibrio, no sólo se centra en la salud del cuerpo, sino también en la mente y el espíritu. Siempre consulte a un médico o un consejero si tiene sentimientos permanentes de la depresión o la ansiedad y antes de intentar cualquier programa de ejercicios.


1. Comience con la posición del loto, sentado con las piernas cruzadas, con las manos apoyadas en las rodillas, y las palmas hacia arriba. Lo más importante es recordar como respirar. Para calmar la respiración rápida que acompaña a menudo los ataques de pánico, concéntrate en la respiración desde un primer momento, puede contar 5 inhalaciones y cinco exhalaciones pero siempre dejando que la respiración sea natural. La respiración marca el ritmo de la práctica. Los ojos deben estar cerrados, y la atención en el ritmo de la respiración.

Después de cinco o diez minutos, el cuerpo debe sentirse más tranquilo.

2. Viparita Karani es una postura muy buena, ya sea para la depresión o la ansiedad ya que tiene un efecto calmante y energizante. A menudo llamada la fuente de la juventud, muy fácil para principiantes o expertos. Acuéstese de espaldas con los brazos a los lados del cuerpo y las palmas hacia abajo, o abrir los brazos en cruz con las palmas hacia arriba de esta manera se facilita la apertura del pecho aún más. Estirar las piernas a la vertical en el aire o contra la pared para sostener la postura más cómoda, para las prácticas más avanzadas levante la espalda baja y el resto la parte del cuerpo apoyado sobre la superficie.



3. El Pez o Matsyasana representan una excelente pose para la apertura del corazón. Abrir el corazón con las posturas de yoga en extensión se cree que no sólo abre la caja torácica de los pulmones para dar más espacio a la respiración, sino para abrir el centro del corazón espiritual. Abrir el corazón, o un estiramiento de pecho, facilita la respiración y alivia el estrés al destapar la tensión concentrada en el núcleo. Acostado sobre la espalda con los brazos a los lados y debajo de los glúteos, arquear el dorso hasta apoyar la corona de la cabeza sobre la superficie, buscando siempre la comodidad del cuerpo en la postura. Coloque una almohada, yoga bloque debajo del dorso para mayor estabilidad y disminuir la tensión.

4. Setu Bandha Sarvangasana o Puente. Con las rodillas dobladas levantar el centro del cuerpo articulando la columna vertebral, los brazos deben estar a los lados con las palmas de las manos hacia arriba o entrelazando los dedos detrás de la espalda. Esta postura calma la mente y da energía al cuerpo. Se puede colocar un cojín o una almohada bajo la espalda para mantener esta posición más tiempo y más cómodamente.




5. Y 6. La postura de la vaca y gato, se deben realizar juntas. Coloque las rodillas debajo de las caderas y las manos debajo de los hombros, de rodillas a cuatro patas con una columna en posición neutral. Con la inhalación, deje el abdomen vaya hacia el suelo, la pelvis empuja hacia afuera, la vaca mira hacia el arriba y dejando caer la cabeza hacia abajo, con la exhalación, redondee de la espalda hacia el techo como la corva de un gato, la cabeza busca mirar el ombligo. Mantener los ojos cerrados tanto como sea posible. Esta postura es excelente para el estrés en la espalda, establece la alineación de la columna vertebral, fortalece y estira músculos de la espalda en la espalda y desarrolla la coordinación del movimiento de la columna.



7. Salabhasana o la langosta es una postura de yoga. Extensión hacia atrás con los brazos al costado del cuerpo, levantar las piernas y los brazos al mismo tiempo y levantar el pecho tan alto como sea cómodo. Esta asana abre el corazón, alivia la depresión, la falta de energía, la digestión, la vejiga y dolor de espalda.




8. Urdhva Mukha Svanasana o el perro que mira hacia arriba. Apoyar las uñas de los pies y las palmas de las manos sobre la esterilla justo debajo de los hombros, despegue la pelvis y mantenga el equilibrio. Levante lentamente el cuerpo de la colchoneta para que sólo las puntas de los pies y las palmas de las manos son las únicas partes del cuerpo firmemente apoyados sobre el suelo.





9. La postura del niño, embrión o Balasana es una posición de reposo que puede ayudar a calmar el cuerpo y la mente cuando están bajo estrés. Volver a la actitud del niño en cualquier momento durante la práctica cuando se siente que el cuerpo ha ido demasiado lejos. De rodillas, inclínese hacia adelante con la frente apoyada sobre la superficie de ser posible. Coloque los brazos a los lados del cuerpo con las palmas hacia arriba al lado de los pies o las palmas de las manos extendidas hacia abajo sobre la cabeza. Respire profundamente, concentrándose en la respiración y cierre los ojos.



10. Cada práctica de yoga debe ser compensada con Savasana o postura del cadáver. Este postura es el más importante de la práctica de yoga y nunca debe pasarse por alto. El cuerpo procesa la información recibida a través de la práctica de yoga durante esta pose. La espalda y la parte posterior de la cabeza deben apoyarse en la esterilla. Los pies pueden caer sueltos a los lados y los ojos deben estar cerrados para ayudar al cuerpo a relajarse en la postura. Con ojos cerrados y la concentración en la respiración, descansar en Savasana por cinco o 10 minutos.


Al finalizar, poco a poco despertar el cuerpo, moviendo los dedos de los pies y los dedos de las manos dejar que el cuerpo ruede suavemente a un lado, flexionar las rodillas y estirar la zona baja de la espalda. Con cuidado y lentamente levante el cuerpo. El cuerpo debe sentirse revitalizado y la mente en calma.



Concentrarse en la respiración y la práctica de posturas de yoga puede calmar la ansiedad y la depresión momentánea, dando a la mente un enfoque pacífico y re-energizar el cuerpo.

OTRAS POSTURAS...





FUENTES Y REFERENCIAS:

• Dr. Timothy McCall es un internista tablero-certificado, con Yoga Journal Editor 's Medical, y el autor de la libro de próxima aparición Yoga como Medicina: El Prescription Yogic para la Salud de and Healing (Bantam Dell, verano de 2007). Él puede ser encontrado en la Web en www.DrMcCall.com.

viernes, 13 de abril de 2018

YOGA ATAQUE DE PÁNICO Y ANSIEDAD (parte 1)


YOGA PARA TRATAR LA ANSIEDAD Y ATAQUES DE PÁNICO


El trastorno de pánico tiene una serie de episodios intensos de ansiedad extrema: como palpitaciones, sudoración, mareos, disnea, temblores, miedo incontrolable, hiperventilación, oleadas de calor / frío, entumecimiento, sensación de hormigueo, descargas eléctricas como la sensación, náuseas, constricción en el lomo, la cabeza y el pecho. Se pueden experimentar estos síntomas completos, uno tras otro, y es bastante doloroso y aterrador.




ALGUNAS CONSIDERACIONES: Lo primero que hay que descubrir es la fuente de los ataques de pánico. Si no conocemos este dato clave, se pueden hacer las siguientes recomendaciones generales: Cultivar la respiración equilibrada, tanto en la práctica de yoga como durante el resto del día. El equilibrio de su inhalación y exhalación es imprescindible.



Respire lenta y suavemente a través de la nariz, lo que permite el comienzo de cada fase de la respiración a ser tan uniforme y lisa como el final de cada fase. En general, el principio de ambas la inhalación y la exhalación se mueven más fácilmente y rápidamente que al final. Así pues, para lograr mayor equilibrio en la respiración, permiten el inicio de la inhalación y la exhalación para ser un poco más lento, al tiempo que la última parte de cada respiración más fuerte y más completa.


Durante el inicio de un ataque de pánico, se deben centrar en la exhalación. Permita que su exhalación sea más lenta y más completa que su inhalación. Esto ayuda al sistema nervioso parasimpático a ralentizar el ritmo cardíaco y la presión arterial, lo que puede ayudarte a calmarte.



La realización de una sesión de asanas más vigorosas al comienzo de la práctica acelera el ritmo cardíaco suavemente para luego seguir con asanas mas fáciles para clamar al corazón e introducirse en la fase de relajación, silencio mental e inmovilidad física.
También podemos alternar unos minutos de trabajo más vigoroso con el descanso en savasana dos o tres veces durante la práctica nos garantiza una sesión completa y beneficiosa para el tratamiento de los ataques de pánico y la ansiedad.


Esto ayudará a eliminar algunas tensiones profundas y restaurar los ritmos naturales y equilibrados internos del corazón y el sistema nervioso. En el ejercicio de sus asanas, es importante mantener firmes los músculos, abrazando a los músculos a los huesos. Este tipo de acción muscular tiene varios beneficios, incluyendo la creación de una influencia aislante y calmante sobre el sistema nervioso.


Dentro de su práctica de asanas regular, se debe enfatizar la relación y conexión con la tierra como se plantean en las posturas de pie, que le ayudará a sentirse mucho más seguro. En todas las poses, mover los huesos de los muslos hacia la parte posterior de las piernas (los isquiotibiales).

También, mientras se mantiene el suelo pélvico amplio y expandido, alargar el coxis de modo que las piernas y la pelvis sientan sus raíces en la tierra. Esto induce una sensación de seguridad y ayuda a reducir el miedo. Cultive los hábitos de sueño regulares. Intente irse a dormir antes de las 10 pm y despierte a una hora regular después de por lo menos 7 horas de sueño.

 

Pase algún tiempo en silencio la lectura de algunos escritos inspirados antes de ir a dormir. Yoga Herramientas Una de las herramientas más útiles de yoga en estos casos es una buena práctica de asanas, en la que se quema la energía nerviosa que puede contribuir a la ansiedad. Y una serie de prácticas de respiración, incluyendo la respiración abdominal y prolongando la exhalación relativo a la inhalación, ayudan a reducir los síntomas de la ansiedad. Los estudios científicos sugieren que la fosa nasal izquierda con una respiración efectiva puede reducir los síntomas del trastorno obsesivo-compulsivo (y es probable que sea también útil para las formas menos extremas de ansiedad).


Además, la práctica regular de asana y pranayama lleva a una mayor sensibilidad interna, lo que puede permitir a los estudiantes a detectar las primeras luces de un ataque de ansiedad o pánico y responder con las herramientas del yoga que pueden atajar el problema. Mientras más temprano en el proceso, puede intervenir, mayor será la eficacia probable.


Para los estudiantes que están abiertos a ellos, bhakti, prácticas como la oración, el canto, y el canto devocional puede ser muy terapéutico para la ansiedad. A más largo plazo, la meditación y auto-estudio ( svadhyaya ) ofrecen la esperanza de llegar a las causas profundas del problema. A través de la meditación tal vez más que cualquier otra herramienta de yoga, comienzas a ver que ocupa tu mente.

Muchas personas no se dan cuenta de cómo los pensamientos repetitivos, de los cuales por lo general son apenas conscientes, pueden alimentar a sus preocupaciones. Conseguir que sus estudiantes comiencen a ver este patrón claramente es a menudo el primer paso para llevarlo bajo un mayor control. Yoga Filosofía De hecho, ver claramente puede ser útil para la ansiedad y ataques de pánico en una variedad de maneras. Muchas persona la mayoría de los cuales son vigorosos y saludables, pueden ser frágiles frente a ataques de pánico. Sus corazones laten fuertes y rápidos, entran en la hiperventilación, y se sienten como si estuvieran teniendo un ataque al corazón y sienten que podrían morir de repente. Pero la realidad es que una persona joven y sana que es presa del pánico probablemente no va a tener un ataque al corazón, no importa cómo venció su corazón fuerte y rápido (cuando los estudiantes son mayores o tienen factores de riesgo para la enfermedad cardiaca, como la presión arterial alta o colesterol elevado, es necesario tener más cuidado). A menudo les ayuda a entender simplemente que el pánico es en su núcleo emocional y no es un problema o riesgo físico. Ver con claridad es también útil en el tratamiento de la ansiedad.


La mayoría de las personas que están ansiosos admitirá, que mucho de lo que les preocupa nunca sucede. E incluso si lo hace, las consecuencias no suelen ser tan negativo como lo habrían predicho. A veces, en retrospectiva, se dan cuenta de que lo que más temía era precisamente lo que tenía que suceder para que puedan crecer o aprender o salir de una mala situación, en otras palabras, era en definitiva una buena cosa. Un útil ejercicio de auto-estudio es que los estudiantes escriban las 10 cosas que más te preocupa, a continuación, mirar hacia atrás semanas o meses más tarde para ver cómo muchos se hizo realidad, y, en caso afirmativo, si las consecuencias fueron tan graves como ellos habían imaginado.



Mantenga en su mente que la ansiedad puede ser un síntoma útil, y la capacidad de conseguir enfrentarla tiene un valor de supervivencia. Pensando en las amenazas potenciales, y la planificación de cómo usted podría bajar el riesgo o la de responder de manera apropiada, puede ser extremadamente útil, incluso puede salvar vidas. El pensar docenas de veces en la misma preocupación o el incluso cientos de veces, no es de gran ayuda y puede hacer que usted se sienta desgraciado. Por eso es tan importante lograr a través de la práctica de yoga trabajar desde el cuerpo físico primero y luego con la relajación y la meditación el cuerpo mental después.


Esta es en donde la filosofía yóguica puede ser útil. Enseña que, en última instancia, nadie puede controlar lo que está por suceder. A pesar de tus mejores esfuerzos, algunas cosas malas, sin duda, va a producir. Todo lo que puedes hacer es tratar de planear de forma inteligente, de dar su mejor esfuerzo, dejar que el universo siga su curso, y, cuando lo hace, responder tan bien como usted pueda. Cuando te das cuenta de que en última instancia no podemos controlar todo lo que sucederá, podremos reducir la ansiedad. Yoga para el Trastorno de Pánico Por Katharina Estrella El yoga puede ayudar con el pánico y la ansiedad. Hay muchos trastornos de pánico que puede afectar su vida. Los síntomas del trastorno de pánico pueden afectar tu mente, cuerpo y bienestar general.

Los ataques de pánico, la principal característica del trastorno de pánico, suelen ir acompañadas de muchos pensamientos negativos y dolorosos síntomas físicos. Estos pensamientos y sentimientos son a menudo difíciles de manejar y puede bajar su calidad de vida. A pesar de los desafíos de los ataques de pánico y otros síntomas de ansiedad, hay muchas estrategias de autoayuda que pueden ayudarle a lidiar con el trastorno de pánico. Numerosas actividades de auto cuidado y técnicas de relajación están disponibles para ayudarle a sentirse más calmado, tranquilo y en control.


Algunas de las estrategias de relajación más comunes incluyen ejercicios de respiración, relajación muscular progresiva y visualización. Estas técnicas se han encontrado para reducir la ansiedad e incluso puede ayudar a controlar sus síntomas de pánico. El yoga es una actividad que en realidad abarca los tres de estas técnicas de relajación comunes. Además, el yoga se ha sabido para ayudar a aliviar el estrés, reducir la sensación de nerviosismo, y mejorar la atención. Por estas razones, el yoga ha sido considerado como potencialmente beneficioso para las personas con trastornos de ansiedad, incluyendo trastorno de pánico.